La nieve es diversión pero ¿Conoces los riesgos?

30 agosto, 2021
Blog

Compartimos con todos ustedes esta nota muy interesante redactada por Gonza Lopatin para chilenieve.com


Breve comparación entre la última temporada en el hemisferio norte y nuestra temporada actual y cómo la caída de mucha nieve en poco tiempo puede ser peligroso

Durante 2020/21 en Estados Unidos se alcanzó un récord de 37 muertes por avalanchas, 25 de ellas fueron entre el 30 de enero y el 27 de febrero.  ¿Qué pasó esas tres semanas y por qué tiene mucha similitud con la actual temporada invernal en Sudamérica?

Para entenderlo es necesario hacer una breve recapitulación. A fines de octubre y principios de noviembre cayeron las primeras nevadas que sentaron la capa base, por ese entonces la expectativa era muy buena pero no fue del todo así. No nevó casi nada más hasta el 30 de enero que, en varios estados del país, cayeron más de 50 centímetros en menos de 24 horas. Esta nueva capa no se adhirió a la de octubre/noviembre  y las siguientes tormentas que cayeron acumularon más nieve sobre el manto frágil y generaron un riesgo constante de propagar avalanchas muy profundas.

En el caso de Sudamérica este año está ocurriendo un fenómeno muy parecido en cuanto a la falta de nieve al principio y las nevadas grandes de estos ultimos días. Hubo nevadas en el mes de junio que generaron lo que en ese momento se consideraba una buena base, pero las altas temperaturas y la ausencia absoluta de precipitaciones por los siguientes dos meses hicieron que en las zonas bajas e intermedias de las montañas la nieve desaparezca por completo y sólo subsistan algunos manchones en la parte alta.

Las fuertes tormentas de las últimas horas vinieron acompañadas de muchísimo viento y nieve húmeda. En algunos lugares de la cordillera se registraron entre 50 centímetros y dos metros en menos de 24 horas. Estas condiciones sumadas a las anteriormente detalladas generan un panorama doblemente peligroso.

En la zona baja y media existe el riesgo de golpearse o enredarse con trampas de terreno ya que muchos obstáculos como troncos, piedras y ramas fueron cubiertos sólo superficialmente, pero están ahí, apenas tapadas.

En la parte superior de la montaña esta nueva nieve se está acumulando, con la ayuda del viento, sobre una base muy inestable por lo que las posibilidades de una avalancha durante la tormenta y los días inmediatos son muy grandes.

En resumen: mucha nieve caída en pocas horas = piénsala bien, la ansiedad no suele ser amiga de las buenas decisiones


El boom del Freeride y Backcountry

Para ser claros, del 1 al 7 de febrero, murieron 14 personas en Estados Unidos. Tan solo una semana, 7 días y 14 muertos. Esto marcó un récord de fatalidades sobrepasando el registro previo establecido en 1910.

Por supuesto que hoy hay mucha más información sobre nieve, clima y avalanchas que en 1910 pero este récord también supera los números registrados en los últimos 20 años de esquí moderno.

Hay un factor que no se puede dejar pasar al momento de intentar buscarle una justificación o un motivo a tan alto número de accidentes y es la popularidad que el “Backcountry” o esquí de fuera de pista ha tomado en los últimos años.

Hay una industria creando una moda detrás de la palabra “Backcountry”. Existen miles de productos buenísimos que las marcas nos proponen, pero lamentablemente el material por sí solo no va a salvar mi vida ni la de mis compañeros, ni siquiera la última mochila con el mejor sistema con airbag y Avalong. No importa cuanta plata gastes en equipamiento si no lo sabes usar de manera rápida y eficiente.


¿Qué puedo hacer para prevenir un accidente?

  • Hacer un seguimiento de las capas que se van acumulando durante la temporada y calcular el riesgo, si aún no sabes hacer un análisis del manto de nieve siempre se puede recurrir a profesionales y sitios en internet que hacen esa labor. Recordar que este análisis no se debe hacer minutos previos a una bajada y utilizarlo como punto de inflexión en la toma de decisión. Cuando llegas arriba de tu línea ya debes tener toda esa información recaudada y saber cuál será tu panorama.
  • Observar: ¿Hubo viento durante la tormenta?, ¿Qué dirección tuvo?, ¿La nieve es húmeda o seca?, ¿Pesada o liviana?, ¿cuántos centímetros cayeron en cuánto tiempo?, ¿hubo variantes de temperatura muy bruscos o se mantuvo siempre frío? Estas son sólo algunas preguntas para tener de guía al recaudar información de una nevada, pero existen muchas más.
  • Leer reportes o boletines de avalanchas e informarme en internet. Hoy en día existen muchos sitios que se dedican a analizar la nieve y otorgar un riesgo estimado al esquiar ciertos sectores. También hacen recomendaciones de qué y como esquiar ese día en particular. Afortunadamente en Sudamérica hay cada vez más gente dedicada a brindar información de manera profesional. ¿Se te hace muy complicado leer un reporte?, podes seguir a muchas personas e instituciones en Instagram que comparten información de manera super profesional. Abajo dejo algunos ejemplos. 
  • No te pongas los esquíes sin tener información de la nieve y el terreno que vas a esquiar.
  • No confíes tu vida en un amigo que te está llevando y te dice que todo va a estar bien, asegúrate de saber y conocer del tema.
  • Si algo no te parece bien, si tienes dudas, si algunos de los indicadores de riesgo están presente y no te cierra del todo hacer esa bajada ese día, simplemente date la vuelta y vuelve por donde llegaste, las montañas siempre van a estar ahí y tendrás vida y salud para volver otro día.
  • Si tus amigos no tienen el equipo necesario y no saben cómo usarlo no los dejes ir con vos. Así de simple y doloroso. Pero en realidad estas cuidándolos y cuidándote. Aconseja la capacitación para usar el equipo, lectura del terreno y la nieve y así decidir ir a un lugar seguro.
  • Durante o después de una nevada mantenerse en los límites controlados del dominio esquiable es la decisión más acertada y responsable. Darle entre 48 y 72 horas al manto para volver a analizar la situación y decidir si vale la pena ir fuera de pista.

¿Y si decido ir al backcountry a pesar de saber que hay posibilidad de avalancha?

Acaba de caer muchísima nieve después de dos meses y la ansiedad es mucha. Acá van algunas recomendaciones si decides salir fuera de pista igualmente. (Hay que ser realista, todos hemos asumido ese riesgo alguna vez).

  • Esquiar pendientes menores a 30 grados de inclinación (existen herramientas muy útiles, hasta stickers que se pegan en los bastones, para poder calcular el ángulo de la pendiente) Para mas información de diferentes herramientas confiables para medir el ángulo lee este  artículo de Backcountry Magazine
  • Tener conocimiento previo del manto en la zona que vas a esquiar
  • Tener conocimiento del terreno y posibles trampas del mismo
  • Realizar un plan de tu expedición (por más que sea un fuera de pista super simple al lado del centro de ski) y tener posibles puntos de escapatoria en caso de avalancha. Siempre buscar puntos altos donde puedo pararme para dejar pasar una avalancha sin que me lleve.
  • Saber utilizar de manera rápida y eficiente mi equipo de rescate que es lo mínimo e indispensable al hacer cualquier salida (arva, pala, sonda, radios)

¿Tengo la habilidad y herramientas para asistir a mi compañero?

No todo es prevención, noción de nieve y avalanchas, muchas veces los accidentes suceden incluso si somos precavidos y hemos tomado todos los recaudos.

Imaginemos que estamos en un fuera de pista en la parte de atrás de un centro de esquí o en una montaña lejos de la civilización y decidimos empezar nuestra bajada. Un amigo activa una avalancha, lo arrastra varios metros, queda arriba de la superficie, pero tiene una pierna quebrada. ¿Tengo radio o teléfono satelital y sé la frecuencia o número de teléfono para pedir auxilio?, ¿cuánto tiempo va a tardar un equipo de rescate en llegar adonde estoy?, ¿Tengo noción de cómo inmovilizar una extremidad?, y si es fractura expuesta con una hemorragia ¿Cómo actúo?, ¿Sé cómo armar una camilla con nuestras mochilas y bastones o tengo una cuerda para armar una?, ¿Tengo abrigo de más para que mi compañero y yo no entremos en hipotermia?, ¿Tengo comida y agua como para pasar al menos la noche?, ¿Tengo un kit de emergencia?, ¿Tengo linterna?, ¿Tengo encendedor o calentador portátil para prender fuego?.

Otra vez, estas son nada más algunas preguntas que me puedo hacer antes de salir a la montaña. Aunque sea el típico fuera de pista corto y simple que está al lado del centro de ski y que va todo el mundo. ¿Estoy preparado?

Lo mejor que puedo hacer es tomar un curso de avalanchas y complementarlo con uno de primeros auxilios en medios agrestes como es el WFR y similares. Si por razones de tiempo, dinero o lo que sea no puedes hacerlo, hoy existen muchas herramientas y sitios donde poder auto educarse e informarse; y hasta hacer cursos para principiantes de manera gratuita

Si bien está en inglés, la gente de @backcountrypatagonia está trabajando para poder traducir al español esta página en su totalidad.

Aquí dejamos una lista de más sitios en internet y cuentas de Instagram que comparten información de manera profesional y segura (Internet es una gran herramienta pero NO reemplaza la educación en el campo brindada por un profesional del rubro)

Videos que hay que ver si o si:


Fuente de la nota: https://www.chilenieve.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat